Graves riesgos para la salud de la población
indígena de San Antonio, Hidalgo

::: 8 de julio de 2008:::

Enclavada en la sierra Otomí- Tepehua, la comunidad de San Antonio es una de las más pobres del país, en la que sus más de quinientos habitantes carecen de todo tipo de servicios básicos así como acceso a los servicios de salud pues la clínica
más cercana se encuentra a 150 Km al oeste de la capital hidalguense.

 

Por su alta marginalidad, la población siempre está expuesta a múltiples y graves enfermedades
sin que tengan posibilidades de tener buenos servicios de atención ni mucho menos
la capacidad económica para adquirir los medicamentos que necesitan para sanarse.

Los altos riesgos a la salud para la población de San Antonio ya tienen un antecedente el año pasado en la que 280 personas
se contagiaron de dengue; en 10 de ellos era hemorrágico, entre quienes se encontraban 4 niños.

 

La presencia de enfermedades que se creían erradicadas como el dengue encuentra en esta población un blanco fácil,
pues mucha gente, al no contar con agua potable, tiene que almacenarla cuando llueve en tinas, botes y cubetas.

 

Otro caso preocupante es el panteón que se encuentra a 100 metros de la escuela primaria de la comunidad,
en donde muchas de las fosas en las que están enterrados sus muertos han quedado abiertas,
representando un gran riesgo para los niños y en general para la población entera.

 
FIN DE LA GALERIA


Moviemiento Antorchista de México - Todos los Derechos Reservados 2004 ©
antorcha@antorchacampesina.org.mx